Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vul esse molestie consequat vel illum veridolore eu fer feugiat eorum claritatem nulla...
Hirtenstraße 19, 10178 Berlin, Germany +49 30 24041420
support@select-themes.com
Links
Follow Us

Coaching Ontológico

En el coaching ontológico el foco es la persona, el ser humano

El coaching ontológico es una disciplina que aporta una forma diferente de interpretar al ser humano, la forma de relacionarse, comportarse y conseguir los objetivos que se proponen para sí mismos, para sus empresas y para la sociedad.

El lenguaje no solo describe la realidad sino que a través de él se crea la realidad.

Con palabras comunicamos nuestros estados de ánimo, nuestras ideas y nuestras creencias a los demás, pero también y sobre todo a nosotros mismos. Las cosas que repetimos constantemente y con cierta intensidad se convierten en nuestra realidad.

Se centra en la solución y en fomentar el desarrollo de nuevas estrategias de pensamiento y de acción. El coach parte del presente y se orienta hacia el futuro, a diferencia del psicólogo.

En el coaching, las soluciones surgen espontáneamente del cliente o del coach. El papel de un coach es alimentar la reflexión espontánea del cliente con preguntas específicas, observaciones y comentarios específicos.

Le ayuda a conectarse consigo mismo, con sus propios recursos internos, a abrirse a nuevas perspectivas, a captar los puntos clave de un problema, a estimular un proceso de reconocimiento de sus propios valores, cualidades y recursos.

El coaching se enfoca más al resultado que al problema.

Un coach no es un consultor, no da consejos y no necesariamente tiene que ser un experto en un campo específico. En una relación de coaching, la relación entre el coach y el cliente es partidista: una verdadera asociación.

El coaching está dedicado a personas que desean afrontar un camino de crecimiento personal, encontrar armonía y equilibrio en su vida, definir y alcanzar metas personales y profesionales.

El coach no le dice a la gente qué hacer, no presiona y no da consejos. Explora, pregunta, ofrece interpretaciones generativas, desafía respetuosamente los modelos mentales de las personas para desarrollar una nueva mirada que les permita descubrir nuevas acciones y posibilidades, y acompaña en el diseño de acciones que faciliten el acceso a los resultados deseados.